• Branding
  • | Tiempo de lectura 10 Minutos

Estrategia de branding: Guía completa para empresas

Haz que tu marca pueda tener reconocimiento en el marcado con una estrategia de branding exitosa. ¡Atrévete a crecer! Continua leyendo…

Escrito por: Gabriela Trinidad

Crea la estrategia que necesita tu negocio

¿Tienes una empresa y quieres que la gente reconozca tu marca? 

En esta súper guía vas a poder conocer TODAS las claves para crear tu estrategia de branding. No importa que no conozcas que es TPS o NGT (es broma, no significan nada) Aquí podrás aprender desde lo básico hasta lo avanzado para impulsar tu negocio.

Día con día las personas están expuestas a una gran cantidad de marcas que venden el mismo producto o servicio que tú, por lo que puede parecer imposible destacar en un mercado saturado. 

Sin embargo, hay acciones que se pueden implementar para diferenciarse de la competencia y tener una imagen positiva ante los clientes.

Antes de comenzar a explicarte en qué consiste, es necesario que sepas que implementar una estrategia de branding es algo que vas construyendo poco a poco, que con cada acción que realices reforzarán la marca y la idea que los clientes tienen de tu negocio.

¡Vamos, ten paciencia!

 ¿Qué es el branding? 

 

Lo primero que tienes que tener claro es la definición de branding:

El branding es la creación de una marca de manera integral y funcional. Comprende desde la construcción, desarrollo y aplicación de todos los elementos corporativos y comerciales, hasta las sensaciones y percepciones que transmite la marca. Todo esto con el objetivo de crear un vínculo entre el consumidor, el producto y la empresa.

Una estrategia de branding no sólo enfoca la marca a un producto sino a una experiencia a través de todos sus elementos.

Es por eso que debes prestar atención a cada una de las partes que lo integran, para consolidar tu marca y posicionarla en la mente del consumidor por sobre la competencia.

Pero, ¿sabes qué tipo de branding necesitas?

 

Tipos de branding

 

Existen varios aspectos que debes de considerar antes de elegir el branding que requieres, ya que tomar una decisión correcta te ayudará a enfocar adecuadamente todas las acciones que integrarán tu estrategia. 

Por ello, te presentamos los tipos de branding que debes conocer:

 

  • Branding comercial

Como su nombre lo indica, esta estrategia es exclusivamente comercial y se destaca por realizar acciones que permiten destacarse de aquella competencia que venda los mismos productos o servicios que tú.  Lo importante de su implementación es que se relaciona la marca con una idea o concepto positivo para el cliente.

Un claro ejemplo de branding comercial es Nike y su slogan Just do it. No hay ningún elemento de la marca que no refuerce esta idea.

 

  • Branding personal

A diferencia del branding anterior, este no se enfoca en una empresa sino en una persona. Su construcción se basa en generar confianza y una buena reputación. Se trata de crear una imagen a través del comportamiento, la apariencia, las relaciones sociales, discursos, entre muchos otros aspectos.

Para implementar este branding puedes realizar networking, publicar para un medio, crear una estrategia en redes sociales que te posicione, ser parte de algún evento que se relacione con el sector en el que te quieres visibilizar, etc.

 

  • Branding político

Esta estrategia se implementa para destacar la imagen de candidatos, partidos políticos y la gestión de un gobierno. Se caracteriza por convertirlos en un producto que sea reconocible y confiable para las personas. La idea es generar un valor agregado que permita la empatía entre él y el público.

¿Te suena?

Fuente: Polemón.

 

  • Branding emocional

El branding emocional se da a través de acciones y estrategias de mercadotecnia que permiten conectar al usuario con la marca por medio de las emociones, creando una relación irracional que apela al estado de ánimo y a los sentimientos.

Se utiliza para establecer una conexión positiva con el público, permitiendo empatizar con él y llevándolo a la acción.

 

Ventajas  y desventajas de implementar un branding

 

  • Genera prestigio

    El empeño por la innovación y la permanencia en el mercado de un marca puede ser la diferencia entre solo existir y permanecer en la mente de los clientes.

  • Promueve la compra

     Aunque no lo parezca, los consumidores notan los cambios de las marcas y  eso puede influir positivamente.

  • Ayuda a la fidelización

    Una marca que pueda transmitir bien el mensaje de la empresa y homologar todas sus acciones genera interés a los clientes.

  • Provoca confianza 

    Una marca que tenga presencia siempre brindará confianza a sus clientes.

  • Aumenta la credibilidad 

    La credibilidad en los clientes es importante, de ello depende si confían en tí como un profesional y referente en el sector o no.

  • Atrae a nuevos clientes

    Una empresa que pueda crear una ecosistema alrededor de su marca y transmitir un mensaje claro y empático, llamará la atención del público.

 

Desventajas

  • Exige tiempo para implementar 

    Como te comentaba antes, implementar una estrategia de branding toma tiempo, ya que se trata de complementar diversas acciones que proyecten una misma idea y que respalden la imagen que quieres transmitir.

  • Necesita de dedicación

    Atender los detalles que requiere cada estrategia requiere de tu atención para asegurar buenos resultados, sin esto es probable que no funcione.

  • Requiere de capital 

    Es necesario que cuentes con capital para promover la marca de la mejor manera posible y eso requiere dinero.

 

Cómo crear un branding que funcione o exitoso

  • Conocer  mi empresa 

Crear una estrategia de branding exitosa es conectarte con tus ideas. Para construir una marca con fuerza es necesario que sepas qué quieres para tu negocio y cómo quieres que sea percibido. Ya sea como una empresa formal, estable o más creativa y arriesgada. 

Saber hacia dónde vas te ayudará a delimitar los objetivos de tu empresa y definir la misión, visión, valores, etc., que te servirán para crear la percepción y las emociones que tus clientes necesitan para sentirse cómodos consumiendo tu servicio.

Si estás comenzando a crear tu marca sabemos que definir tus objetivos puede resultar complicado, sin embargo, es imprescindible que no te saltes este paso, ya que ayudará a generar confianza a tus clientes a través de lo que tu empresa transmita. 

Recuerda que el cliente busca una marca que empatice con él y sus necesidades.

En cambio, si ya llevas tiempo con tu marca, pregúntate si esta transmite los valores y las emociones que pensaste en un principio para ella. Si la respuesta a esta pregunta es no, aún estás a tiempo de darle a tu empresa una marca que conecte con tus clientes.

¡No lo olvides!, todo esto será clave para comenzar a perfilar el vínculo entre tus consumidores y tu empresa. Mientras más claro tengas los objetivos más coherencia habrá entre los elementos de tu marca.

 

  • Estudio de mercado

No tener claro quiénes son tu competencia te puede traer muchos problemas. Es por eso que te aconsejamos que analices a quien será parte de tu mercado y tomes partido de esto.

Estudiar a tu competencia puede ser muy beneficioso para tu empresa ya que a través de ella puedes ahorrarte tiempo y dinero conociendo sus aciertos y sus errores y así no proceder de manera incierta. 

De igual manera, te ayudará a conocer el entorno en que te vas a desarrollar. Se trata de que satisfagan mejor las necesidades de tus clientes que tu competencia y para eso necesitas prestar atención a los detalles.

Conocer bien a tu competencia también te puede ayudar a descubrir posibles problemas tanto tuyos como de ellos y será más fácil enterarte de las tendencias o nuevas demandas de los consumidores.

¡Dale valor a tu competencia!

 

  •  Crea tu identidad de marca 

Una vez definido tus objetivos, lo siguiente es trabajar en el naming. Considera que uno de los aspectos más importantes para el nombre de tu marca es que este sea fácil de recordar y pronunciar. 

El nombre que utilices debe de relacionarse fácilmente con tu trabajo, no tan genérico ni tan rebuscado.

Para diseñar un logotipo funcional para tu empresa, el cliente tiene que poder recordarlo, debe representar a tu empresa, puede ser algo concreto o abstracto, pero tiene que contener un aspecto importante. No olvides que tu logotipo tiene que ser único, práctico y consistente.

En ocasiones, un buen eslogan puede marcar la diferencia. Para ello necesitas que tu lema sea fácil de recordar, que distinga tu servicio o producto de la competencia. Piensa que esta frase tiene que transmitir lo positivo de tu marca.

¡Estos elementos serán tu carta de presentación! ¡No los menosprecies!  

Piensa en una estrategia de branding funcional que te conecte con tus clientes.

 

  • Crea una experiencia

Comprar puede ser tedioso o una gran experiencia y todo depende de ti. Es común que no regresemos a un establecimiento o sitio web sólo por su mala atención. 

¡Qué esto no te suceda! 

Aunque suene lógico, muchas empresas no le dan importancia a ofrecer una experiencia de consumo satisfactoria al cliente.

En ocasiones las empresas cuentan con un nombre, logotipo y eslogan funcionales que llaman la atención y transmiten las mejores sensaciones, sin embargo, no logran conectar con sus consumidores. 

Una herramienta que te ayuda a trabajar el engagement o la conexión entre tu marca y el público es el storytelling.

El storytelling te ayuda a crear una relación empática y de aprovechamiento con tus clientes a través de las palabras. 

Al crear una experiencia que conecte emocionalmente con tus consumidores podrás mostrar tu parte más humana, aquella que se interesa por dar una atención personalizada, confiable y segura.

¡Demuéstrale a tus clientes tu lado más humano a través de tus palabras!

Te puede interesar: Storytelling, aprende a conectar tu marca con el público

 

  •  Comunica tu marca

Como parte de la estrategia del branding está el comunicar con eficiencia tu marca. 

Es importante que tengas en cuenta que las nuevas tendencias de comunicación están cambiando, el auge de las plataformas digitales ha propiciado que las empresas tengan una mayor presencia en las redes sociales. 

Incursionar en estos tipos de medios te hará estar al alcance de los usuarios y necesitas cuidar tu presencia en cada una de ellas.

Recuerda que la presencia de tu marca necesita ser versátil en todas sus presentaciones y encontrar un lenguaje que te defina. 

Uno de los errores más comunes al posicionar una marca por sobre la competencia es no ser originales. Está bien seguir las tendencias, pero adhiérete ese valor que sólo tu empresa puede ofrecer.

 

¿Qué es el Rebranding?

El rebranding es rediseñar la imagen de tu marca, incluyendo nombre, logotipo, tipografía, eslogan, etcétera. 

Todo esto con el fin de darle una nueva identidad a tu negocio y, por lo tanto, una nueva experiencia entre tus consumidores y tu marca. 

Hay algunas ocasiones en las que el rebranding sólo se realiza en un elemento en específico, dependiendo de la situación.

El rebranding tiene muchos beneficios como ayudarte a consolidar tu marca haciéndola más profesional, te permite ir evolucionando y abrirte paso a un mercado más competitivo a través de una identidad concreta en todos los sentidos. 

Asimismo, es un medio para reconectar con tu público y hacerles saber que sigues estando para ellos.

 

¿Qué es el debranding?

El debranding es una estrategia de marketing que consiste en quitar algunos elementos de la marca, ya sea el nombre o el logo, dejando elementos característicos para que el producto pueda ser reconocido.

A pesar de que es una palabra poco escuchada, esta estrategia de marketing lleva años implementándose, puede incluso que ni siquiera te hayas percatado de su uso, pero empresas grandes la han sabido utilizar con gran éxito. 

Es importante que tengas en cuenta que el debranding no es para todas las empresas, ya que no todas tienen la “madurez” y el posicionamiento para que, al suprimir algunos elementos, el cliente pueda identificar la marca fácilmente. 

Es por esto que se recomienda realizar esta estrategia cuando te sientas seguro de que tu marca tiene una presencia importante en el mercado.

RENUEVA TU MARCA CON UN DEBRANDING